american-jobs-act-1

JOBS Act: claves de la ley del crowdfunding en startups

La preocupación por la seguridad de unos inversores que, además, carecen de los conocimientos profesionales de los angel investors, creció esta semana tras el caso Groupon: la compañía no levanta cabeza tras su OPV, y ahora acaba de anunciar que

La preocupación por la seguridad de unos inversores que, además, carecen de los conocimientos profesionales de los angel investors, creció esta semana tras el caso Groupon: la compañía no levanta cabeza tras su OPV, y ahora acaba de anunciar que en el último trimestre de 2011 ganó menos de lo indicado en un principio. Las reticencias sobre la viabilidad de Groupon ya eran conocidas antes de su salida a bolsa al haber sido sus conversaciones con la SEC públicas, y aun así sus inversores no están contentos. ¿Y si encima esas conversaciones hubiesen sido privadas y los problemas de la firma hubiesen quedado enterrados y ocultos hasta más tarde?

Argumentos a favor: los inversores sí están protegidos

Contra los pocos que claman al cielo indicando que la JOBS Act podría, además de provocar situaciones como la explicada anteriormente, abrir la puerta al fraude, los defensores de la ley citan las protecciones extra que se introdujeron en el texto tras su paso por el Senado para proteger a los inversores. Las protecciones son principalmente dos: por un lado, las inversiones podrán realizarse tan solo a través de portales de crowdfunding en Internet aprobados por la SEC, que garantizarán que pidiendo financiación hay efectivamente startups y no timadores. Además, cada persona tiene una cantidad máxima que puede invertir según su renta, evitando que particulares se busquen la ruina a través de inversiones demasiado optimistas.

Otro de los argumentos esgrimidos contra los que creen que la ley deja entrar a inversores particulares sin protegerlos lo suficiente es que el texto no obliga a nadie a invertir. Si alguien decide a través del nuevo sistema ayudar a financiar una compañía, debería simplemente informarse acerca de los riesgos que conlleva una acción así. Y de todas formas el crowdfunding consiste en aportaciones pequeñas y no inversiones millonarias, lo que directamente minimiza los riesgos de cualquier tipo de inversión.

¿Impulsará realmente la ley la creación de startups y puestos de trabajo? ¿Llevará al fraude o a más negocios con cuentas poco claras como Groupon? ¿Se lanzarán los particulares a la financiación de startups? De momento tan solo hay algo seguro, y es que, si nada lo impide, Obama firmará mañana el texto que hará que la ley esté aprobada. Para saber el resto tan solo habrá que esperar unos meses.

Mesa redonda 2.0

Cloud: el modelo de computación diseñado para transformar los negocios

El gesto de subirse a la nube se ha convertido ya en cotidiano. Aunque todavía queda camino por recorrer y experimentar, cloud computing ha dejado de ser una extraña expresión tomada de la jerga estadounidense para consolidarse como el compañero ideal de negocios de todo el mundo. Y también de todos los sectores. En la nube hay sitio para el software, para los servicios, para la seguridad, para el almacenamiento, para la impresión, para la gestión energética, para la colaboración, para la productividad y para mucho más.

Analizamos las entrañas de la nube con la ayuda de cuatro destacados representantes de la industria tecnológica: Beeva, Konica Minolta, Panda y Schneider Electric. Vea nuestra mesa redonda aquí.

Último comentario




2 replies to JOBS Act: claves de la ley del crowdfunding en startups

Deja un comentario

  • Los campos necesarios están marcados *,
    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>