EricSchmidt

Eric Schmidt vende parte de su participación en Google

La compañía recompensa su labor con un bono de 100 millones de dólares en participación empresarial a percibir en cuatro años. Desde que la pasada semana se confirmara que Larry Page asumirá las funciones de CEO de Google sustituyendo a

La compañía recompensa su labor con un bono de 100 millones de dólares en participación empresarial a percibir en cuatro años. Desde que la pasada semana se confirmara que Larry Page asumirá las funciones de CEO de Google sustituyendo a Eric Schmidt, la red ha sido un hervidero de rumores acerca de una posible despedida del que hasta ahora fuera CEO de la compañía de Mountain View. Las sospechas empiezan a tomar forma ahora que se ha confirmado que Eric Schmidt vende parte de su participación en la compañía. En total, más de medio millón de acciones que en el mercado tienen un valor de unos 335 millones de dólares. Aún así, la venta no amenaza la inversión en Google de Schmidt, que posee 9,2 millones de acciones de la compañía, casí un 3% de la empresa.

Tras la venta, Schmidt todavía será propietario del 2,7% de Google. Su participación sólo se ve superada por las que tienen Larry Page y Sergey Brin, fundadores de la marca. Sin embargo, Google no parece dispuesta a perder a su ex CEO tan fácilmente.

Nunca una degradación laboral resultó tan atractiva: la junta directiva de Google aprobó el pasado viernes conceder a Schmidt un bono de 100 millones de dólares en cuanto asuma su cargo de consejero. Sin embargo, el “regalo” consiste en un paquete de acciones a percibir en un plazo de cuatro años, por lo que el nuevo consejero tendría que mantener su vinculación a la compañía al menos hasta 2015.

Cuando se convirtió en CEO, Schmidt recibió también un paquete de acciones que le convertía en propietario de casi el 3% de la empresa. Desde entonces, su salario se ha mantenido, al igual que el de Steve Jobs, en un dólar anual, a petición del propio Schmidt.

Mesa redonda 2.0

Cloud: el modelo de computación diseñado para transformar los negocios

El gesto de subirse a la nube se ha convertido ya en cotidiano. Aunque todavía queda camino por recorrer y experimentar, cloud computing ha dejado de ser una extraña expresión tomada de la jerga estadounidense para consolidarse como el compañero ideal de negocios de todo el mundo. Y también de todos los sectores. En la nube hay sitio para el software, para los servicios, para la seguridad, para el almacenamiento, para la impresión, para la gestión energética, para la colaboración, para la productividad y para mucho más.

Analizamos las entrañas de la nube con la ayuda de cuatro destacados representantes de la industria tecnológica: Beeva, Konica Minolta, Panda y Schneider Electric. Vea nuestra mesa redonda aquí.

Último comentario




One reply to Eric Schmidt vende parte de su participación en Google

Deja un comentario

  • Los campos necesarios están marcados *,
    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>